viernes, 7 de mayo de 2010

Subestadio 4(8-12 meses). Coordinación de esquemas secundarios aplicados a relaciones medios-fines

Publicado por Macarena Nuñez

Tres largos significativos muy interrelacionados señalan el acceso al subestadio cuarto:
Se acentúa la atención a lo que ocurre en el entorno, aparece la intencionalidad (criterio para conocer la inteligencia propiamente dicha según Piaget), y aparecen las primeras coordinaciones de tipo instrumental medios-fines. Si durante el subestadio tercero las reacciones circulares secundarias se orientan direccionalmente a una meta inmediata, a partir del subestadio cuarto se coordinan en función de una meta no inmediata.
Ahora los esquemas sensoriales no tratarán de reproducir un efecto causado al azar, sino de disponer los medios adecuados para la consecución del objetivo propuesto.
Esto implica que los esquemas de acción se integran en estructuras coordinadas y móviles, tal como seguirán usándose en la vida adulta.
Los esquemas del subestadio cuarto proceden del repertorio previo del niño; lo novedoso radica en  la coordinación intencional. En la relación medios-fines un esquema conserva su meta genuina (por ejemplo: agarrar un muñeco), pero otro (por ejemplo: apartar un obstáculo que se interpone entre el y el muñeco) adquiere un nuevo significado funcional al subordinarse al anterior; por eso Piaget denomina Transitivos a los esquemas con función mediadora o instrumental.
Desde el momento que los esquemas móviles actúan entre relaciones entre objetos, las acomodaciones deberían ser más elaboradas. Este es un logro difícil porque los esquemas carecen todavía de la movilidad necesaria y, en consecuencia, la conducta se repite típicamente tal como se aprendió, dando lugar al denominado subestadio 4( por ejemplo: si la pelota rodó en ocasiones bajo el sofá y el niño la encontró allí, aunque en la nueva ocasión acabe bajo la mesa el la buscara una vez mas bajo el sofá ).
Los progresos en las destrezas de imitación revelan igualmente progresos tan notables como la imitación de gestos y sonidos nuevos, aunque sea aproximada (por Ej. entrechocar las manos cuando debe palmear) o análoga (por Ej. Abrir y cerrar las manos cuando debe abrir y cerrar los ojos), es ya posible imitar movimientos invisibles (por Ej. Mover los labios, tocarse la oreja...) indicadores también de progresos en el ámbito de las representaciones.
Los esquemas de representación empiezan a coordinarse y a facilitar la comprensión de las relaciones entre objetos y hechos, lo cual permite al niño saber anticipadamente que va a ocurrir ( se da cuenta de la disposición de salir a la calle cuando se le coloca determinada ropa o calzado, etc.). Estos detalles muestran el atento interés del niño por lo que ocurre en el medio que lo rodea.
Otros esquemas de conocimiento, tales como los relativos a la capacitación del espacio o la comprensión de las relaciones de causalidad, experimentan progresos coincidentes. Observando y provocando desplazamientos de los objetos el niño llega a objetivar las relaciones espaciales. Objetiva también las relaciones de causa, tanto a través de relaciones de instrumentalidad, como comprendiendo que los espectáculos interesantes no los produce directamente él.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. BUENISIMO EL MATERIAL YO ESTOY CONCURRIENDO AL INSTITUTO HACIENDO ASITENTE TECNICO EN PRIMERA INFANCIA

      Eliminar