jueves, 15 de abril de 2010

Victor, el niño salvaje de Aveyron..

Realizado por: BERENICE OLIVERA Y GABRIELA RIVERO
El 8 de enero de 1800 un niño desnudo apareció en las afueras del poblado de saint-sernin en la probincia de Aveyron en la parte sur-central de Francia. El niño que media solo 135 centímetros de estatura, pero que parecia de alrededor de 12 años, había sido visto en varias ocasiones,, en los dos y medio años previos, trepando los árboles, corriendo en cuatro patas, bebiendo de los arroyos y alimentándose de bellotas y raíces. Cuando el niño de ojos oscuros llegó a Saint-Sernin no habla ni responde al lenguaje. Igual se arrancaba la ropa que la gente intentaba ponerle.
Parecía evidente que había perdido a sus padres o que había sido abandonado por ellos, pero era  imposible saber hacía cuánto tiempo había ocurrido. El niño apareció en una época de agitación intelectual y social,cuando una nueva perspactiva científica empezaba a reemplazar a la especulación mística. los filósofos debatían cuestiones acerca de la naturaleza de los seres humanos, cuestiones que se volverían centrales para el estudio del desarrollo infantil. El estudio de un niño que había crecido en aislamiento podría proporcionar evidencia del impacto de la "naturaleza" y de la "crianza" escolaridad y otras influencias sociales. Después de la observación inicial, el niño, quien fue llamado victor, fue enviado una escuela para sordomudos en París. Allí  fue entregado a Jean-Marc Gapard Itard, un ambicioso practicante de la naciente ciencia de la psiquiatrica. Itard creía que el desarrollo de Víctor había sido limitado  por el aislmiento y que simplemente necesitaba que se le enseñara las habilidades que los niños adquieren normalmente en la sociedad.
Itard llevó a Víctor a su casa en los siguientes cinco años, gradualmente, lo "domesticó". Itard primero despertó la habilidad de su pupilo para discriminar la experiencia sensorial mediante baños calientes y fricciones secas. Luego avanzó minuciosamente, paso a paso, en el entretenimiento de las respuestas emocionales, la instrucción de la conducta moral, social, el lenguaje y el pensamiento.
Pero la educación de Víctor no fue un éxito rotundo. El muchacho hizo progresos notables. Sin embargo permaneció centrado en sus propios deseos y necesidades y nunca pareció perder sus anhelos "por la libertad de campo abierto y su indiferencia por la mayor parte de los placeres de la vida social". Cuando el estudio terminó, Víctor fue a vivir con la señora Guèrin  hasta su muerte a principios de los cuarenta en 1828.

2 comentarios:

  1. Hola soy berenice olivera muchas gracias por lo que me puso.
    Tratare de disminuir mis faltas ortografìcas.
    besos

    ResponderEliminar